Un nene fue al baño y le apareció una serpiente de cascabel en el inodoro

Una compañía especializada luego encontró otras 23 serpientes en la casa. 
 

Cuando el pequeño Isac McFadden, de 4 años, fue al baño y levantó la tapa del inodoro, se llevó una desagradable sorpresa: una serpiente de cascabel lo miraba desde el fondo del retrete.
El nene tiró la cadena, pero no había caso, la víbora seguía saliendo. Llamó a su madre, que mandó una foto a su marido preguntándole «¿que diablos hago?». El consejo fue sencillo, «Matála. Agarrá herramientas de jardín».

 
Una vez librados del animal, Jason, el padre de Isac, decidió llamar a la compañía «Big Country Snake Removal» para que revisara su casa de la ciudad de Abilene, en Texas, y así asegurarse de que no había otras víboras. Lo bien que hizo. Los especialistas encontraron otras 23 serpientes en el terreno.  
 

Había 13 en un refugio anti tornados y otras 10 debajo de la casa, cinco de ellas bebés. Un verdadero nido. La empresa compartió las imágenes en Facebook, junto a un mensaje sobre la importancia de hacer inspecciones periódicas.
«En realidad es bastante simple: las serpientes de cascabel son muy secretas y pueden ser muy crípticas, y dependen en gran medida de su camuflaje. Es simplemente cómo sobreviven. Sólo porque no las veas no significa que no estén ahí«, dijeron. 

#VikingaPost #NewPost #Ahora
Deja una respuesta